Últimamente no estoy encontrando el momento de compartir en mi web. Algo que forma parte de mi propósito de contribuir con alguna idea o recurso práctico al día a día de quienes buscan ser personas más productivas, efectivas y plenas en ese abanico de realidades que van desde la productividad personal hasta el liderazgo y que pasan por el trabajo en equipo.

Como sabéis este es un lugar donde se tocan con frecuencia «temazos» como la empatía y la escucha activa. Teniendo en cuenta lo visto, «ejercicios acrobáticos» de alta precisión y difícil dominio que, sin embargo, hacen posible la prevención de problemas, su solución y la construcción de relaciones más efectivas.

Hace poco os presenté los «Seis niveles de empatía de Baron Cohen«, aunque ya hace más de diez años que publiqué lo que más me gustaba contar de la empatía. Hoy por hoy, mi titular favorito es que «antes de comunicar, y para poder hacerlo, tenemos que conectar» nuestras wifis o bluetooths interpersonales. Y resulta que me he encontrado -realmente me lo ha pasado una brillante estudiante de psicología llamada Janire Barbero- este sencillo y magnífico video que, en menos de tres minutos, deja perfectamente claro lo esencial de la cuestión.

Espero que lo disfrutes ;-)