Pablo Heinig propone en un TEDx un método para desarrollar nuevos hábitos y avanzar hacia nuevas metas. Hacia el minuto ocho de la conferencia, muestra una curva con el desfase progresivo entre las competencias que necesitamos y los nuevos desafíos que nos va planteando el tiempo. Las consecuencias son el estrés y la pérdida del sentimiento de competencia y efectividad.

Aunque se refiere a un modelo de 10 competencias, aquí nos presenta tres «metas-competencias» básicas. El resumen del método «Cre-acting» es que si piensas con una mente abierta y pones las emociones y el cuerpo al servicio de la persona que quieres ser, terminarás siendo esa persona. En la línea de Anthony Robbins en su libro «Poder sin límites».

Las 3 meta-competencias

Gestionar la percepción y el pensamiento

Es la capacidad de generar percepciones e interpretaciones alternativas de lo que (me) está sucediendo en el mundo para así poder cambiar mi línea de acción. Así, por ejemplo, actuaré de una forma diferente si percibo que todo es una amenaza o si pongo el foco de atención en lo que depende de mi. Tu atención determina tu realidad .

Gestionar nuestras emociones para que sirvan de sustento a la acción

Algo así como generar las emociones necesarias para hacer lo que queremos hacer. No es cuestión solo de la flecha y del arco, sino de cómo tensamos la cuerda del arco, apuntamos y lanzamos.

Gestionar la corporalidad

Es habitual que, por defecto, reduzcamos constantemente el cuerpo a un medio de transporte de la cabeza para ir de una reunión a otra. En línea con Amy Cuddy, adoptar posturas abiertas y de poder, reconfigura nuestra mente y nos hace ser vectores transmisores de seguridad. Heinig pone el foco en 4 ejes corporales: rectitud de columna y cabeza, gestos de manos y brazos, «parada» (pies y piernas) y respiración.

Si quieres verlo con un poco más de detenimiento…

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay