Hace unos días he celebrado con mis compañeros artesanos el primer año de aniversario de nuestra red. La experiencia está siendo una gozada y nos sentimos muy emocionados por lo bien que fluímos juntos y por los proyectos que dan sentido y ayudan a que vayamos desplegando nuestra red productiva.

La red, esa estructura que permite «brillar con luz propia al mismo tiempo que otros también lo hacen» (Moliní), ha hecho posible que por un lado sigamos manteniendo nuestros niveles individuales de autonomía y trabajando en nuestras áreas de especialización. Además, nuestra propia experiencia como emprendedores, el boom del emprendizaje  y la necesidad que vemos de acompañar en la toma de decisiones al inicio de los nuevos proyectos profesionales nos ha llevado casi sin darnos cuenta a desarrollar un programa integral dirigido a emprendedores cuyos distintos ingredientes ya hemos trabajado en varias organizaciones:

KBidasoa

Quizás lo más genuino de nuestro planteamiento sea que lo centramos especialmente en las personas que están por detrás de los proyectos. Como suele explicar mi compañera Irene, nuestro concepto de emprendizaje va mucho más allá de la mera creación de empresas. Promovemos esta actitud como una competencia personal y profesional que desarrollada adecuadamente permite tomar las riendas de nuestros proyectos vitales. Creemos que emprender implica hacerse cargo, decidir y tomar el control de la situación para llegar al lugar donde queramos estar.

Con rítmo de celebración… y por aquello de que una imagen vale más que 1000 palabras, aquí tienes una muestra de una de nuestras «Bitaminas».