Action Plan

Al iniciar un ciclo, y tras identificar con claridad un objetivo, es útil desmenuzar su consecución en los distintos pasos que nos van a llevar a conseguirlo (planificación natural). Frecuentemente nos parece innecesario, pero el no hacerlo nos lleva a ser fácilmente tentados por acciones o actividades que no siempre son las más eficientes. Y el hacerlo nos da una base desde la que ser flexibles y adaptarnos.

Cuando el objetivo es compartido, un «plan de acción» bien construido ayuda a identificar los esfuerzos-clave, a realizar un buen seguimiento de los mismos y de nuestros progresos. Además ayuda a que las reuniones del equipo sean más eficientes y eficaces -al centrarse siempre en lo más relevante- y a que el sentimiento de competencia del equipo se incremente.

De entre los muchos modelos posibles, uno de los más simples y completos consiste en una tabla con los siguientes elementos:

  • Acción
  • Responsable
  • Fecha de inicio
  • Fecha de finalización
  • Status (no iniciado, en curso, completo)
  • Comentarios

En combinación con el «team charter» es una herramienta de pilotaje básica y constituye el eje de la gestión de un proyecto.

¿Qué modelo propio de plan de acción llevarías a tus proyectos?

Photo by: FutUndBeidl