Alberto Barbero
Alberto Barbero

Según el último informe Gallup, el 85 % de las personas de las organizaciones NO están COMPROMETIDAS.

Si la competitividad hoy depende más que nunca de las contribuciones y del conocimiento generado por personas y equipos, es vital crear condiciones adecuadas para que estos sean el verdadero corazón y cerebro de las organizaciones.
En este marco se sitúan mi aportación y mi propósito:  Mejorar la productividad de personas y equipos mediante talleres y coaching.

Para ello me apoyo en mi experiencia como facilitador , en los principios de la consultoría artesana y en mi propia red profesional.

Si buscas algo de esto tanto para ti mismo como para tu equipo, este es el espacio en el que lo encontrarás.

Si quieres puedes conocer mis servicios con más detalle, suscribirte al blog o ponerte directamente en contacto conmigo. Disfrutaré entendiendo a fondo lo que buscas y ofreciéndote una solución que te ayude a conseguir tus objetivos.

Red de Consultoría Artesana
KBidasoa Consultoría Artesana
KBidasoa Consultoría Artesana
Alberto Barbero, Coach Certificado por ASESCO
Alberto Barbero, Coach Certificado por ASESCO
Alberto Barbero, acreditado por Belbin

 Algunas de las organizaciones con cuyas personas he colaborado

Clientes de Alberto Barbero

Últimos artículos de Personas y Equipos Productivos

Una práctica para favorecer una cultura sana

Una práctica para favorecer una cultura sana

Reviso los "Principios" de Ray Dalio. Un compendio de los valores y las prácticas que supuestamente han guiado sus mejores decisiones y le han llevado al éxito. E incluso a construir algoritmos para tomar decisiones óptimas en contextos organizativos. Cuando te...

R-Konnekta: generando mecanismos de superación

R-Konnekta: generando mecanismos de superación

La conexión entre el bienestar personal y la productividad en el trabajo me parece cada vez más fuerte. Aunque unos estudios digan que sí y otros que no. Probablemente tenga algo que ver con la conciencia que ha emergido en la vivencia de la pandemia. Quizás por eso...

¿Te gustaría que trabajáramos juntos?