Si sigues este blog, ya te habrás dado cuenta de que mi principal propósito es compartir contigo algunos recursos que voy descubriendo. Recursos que me parecen buenos, que incluso utilizo en ocasiones en mi trabajo, y que quizás te puedan aportar algo en tu camino de mejora o en el de tus equipos. En esta ocasión te traigo algo que casi seguro que te da algunas pistas.

Cuando queremos contar a qué nos dedicamos, casi todos lo hacemos con un nombre que alude al contenido de lo que hacemos. Pero la realidad es que casi todos somos profesionales de la comunicación. ¿Cuántas horas pasas al día interactuando con otras personas?, ¿Y en qué medida los pequeños detalles de esas conversaciones condicionan tu productividad/ efectividad?

Probablemente hayas hecho esfuerzos por enriquecer tu lenguaje y mejorar tu expresión verbal. Es posible que hayas trabajado tu expresión corporal. Suele ser menos habitual, sin embargo, que reparemos en la importancia de modular óptimamente nuestra voz para comunicar mejor y con mayor efectividad.

En la conferencia TED que te propongo aquí abajo, descubrirás que tu voz tiene 4 facetas y que son fáciles de modular si eres más consciente de ellas y pones en marcha unos sencillos hábitos.