• LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook

 

Muchas organizaciones parecen estar en lo de siempre, pero cada vez más están poniendo en valor la transparencia. Al menos como concepto interesante. Como una línea de actuaciones que sirvan para construir entornos más motivadores. Y estas van desde conocer en qué trabaja cada persona o los indicadores económico-financieros de la organización hasta poder ver los mails de cualquiera o conocer sus salarios.

En la cima de todo esto se sitúa lo que se llama «transparencia radical»: todas las personas deberían tener acceso a toda la información de la empresa en cualquier momento; y como parte de ello, deberían dar y recibir feedback profesional de una forma permanente. En esta línea, está la rompedora propuesta de Ray Dalio. Muestra cómo tomar decisiones óptimas en función de los méritos de cada persona en estos entornos transparentes. ¿Suena extraño? Aquí abajo lo entenderás mejor…

 

Mejorando la toma de decisiones con transparencia radical

Se trata de un planteamiento que tiene el foco en la obtención de mejores resultados. La cuestión de partida es: ¿cómo eliminar las opiniones que pueden ser erróneas pero confundir y no llevar a buenas decisiones?  Y la respuesta es: viendo las cosas colectivamente, a través de los ojos de los demás en vez de solo a través de nuestros ojos y haciendo así la toma de decisiones colectiva mejor que la individual.

La novedad que plantea Ray Dalio es que esto lo podemos hacer hoy mejor gracias a la tecnología. Así, nos presenta una aplicación que lo facilita («El colector de puntos»). En resumen, imagina que:

  1. Estás en una reunión y, conforme alguien da su opinión:
    • Todos los participantes pueden valorar lo que opinan de cada punto de vista en tiempo real, puntuando a la persona que está hablando en distintos aspectos del 1 al 10.
    • Cuando miran la pantalla de su dispositivo pueden ver las puntuaciones que han recibido y las que tienen los demás, de tal forma que pueden relativizar, cambiar su perspectiva y tomar mejores decisiones.
  2. A partir de distintas reuniones se crea una imagen de cómo son las personas, lo que ayuda a:
    • Hacer mejores combinaciones de talentos en los equipos
    • Elegir responsabilidades adecuadas tomando decisiones en base a datos de quiénes tienen más méritos o credibilidad en cada tema
    • Que así solo triunfen las mejores ideas (meritocracia vs autocracia o democracia)

Puede parecer de ciencia ficción. Aquí abajo tienes la conferencia de Ray Dalio donde lo cuenta en detalle. A mi parecer, lo más interesante es a partir del minuto 6 ó 7:

 

 

Dudas y preguntas

La tecnología puede resultar hipnotizadora. No sé lo que te habrá parecido… A mi me surgen al menos tres dudas «radicales» que quizás tengan su origen en un conocimiento superficial de esta práctica. Las comparto contigo:

  • ¿Cómo se puede escuchar bien y estar valorando simultáneamente?, ¿No afecta la valoración a la escucha de una forma «radical»?
  • ¿Cuáles son los aspectos que se valoran y cómo afecta esto a las personas que prefieren vivir en la zona de confort, que son más vulnerables o que, simplemente, son menos extrovertidos? Imagina que ahora sabes lo que todos piensan y lo que son. Y que los demás también lo saben de ti. ¿Qué pasa con los que no están preparados para esto?
  • ¿Puede el software sustituir al «soulware» o sería mejor un buen complemento para una cultura más humanista o «Teal«?, ¿No sería más eficaz poner el acento en humanizar las compañías con un buen ejercicio de liderazgo y generar una dinámica más natural de transparencia?