Imagina que tenemos un equipo nuevo y todo está por organizar. Vamos, algo típico de los entornos VUCA. El equipo se ha creado para un nuevo proyecto. Por ejemplo, para dar un servicio interno a su organización. Pero todos los detalles están por definir. También tienen que clarificar cómo van a coordinarse entre ellos y con otras unidades. ¿Hay alguna guía que podrían seguir para empezar las cosas bien?, ¿Cómo podrían prepararse para el nuevo reto?

Últimamente tengo varios proyectos de este estilo, y el menú que estoy componiendo tiene un poco de Belbin para trabajar la dinámica interna y un proceso de trabajo común orientado con coaching y apoyado en un “Canvas”. En las siguientes líneas compartiré contigo algunos recursos e ideas que te pueden ayudar a hacer algo parecido con tu equipo.

Entendiendo el Canvas y sus posibilidades

Seguro que ya conoces que el “Business Canvas” es una herramienta de “Design Thinking” que ayuda a hacer un plan de negocio de una forma diferente, mucho más visual, sistémica y flexible. Si quieres conocerla más a fondo, te propongo estos recursos:

  • En este video se explican los elementos esenciales del canvas, cómo aplicarlo y un ejemplo práctico.
  • Aquí tienes dos video-ejemplos de modelos de negocio de empresas muy “actuales” desarrollados con Canvas: el de Spotify y el de Netflix.
  • El libro-base (en formato pdf) de Osterwalder: aquí empezó todo… y encontrarás el modelo, ejemplos y pautas de diseño.
  • Si lo tuyo es el podcast, o si quieres ir haciéndote a la idea mientras vas de camino a algún sitio, aquí abajo te dejo los dos podcasts sobre Canvas que hemos producido recientemente en Emprendepodcast y que llevan más de 1000 descargas en el momento en que publico este post:

Ep.008 Emprende Podcast: El Canvas de Osterwalder

Recorrido por una de las herramientas de design thinking con más presencia en el análisis de negocios en los últimos años: El Canvas de Osterwalder.

El Canvas de Osterwalder, parte 2

2ª parte del episodio dedicado a conocer los principios básicos entorno al Canvas de Osterwalder, la herramienta más conocida para el análisis de proyectos e ideas de negocio del mundo del design thinking.

Algunas pistas y herramientas en las que encontrar apoyo

La idea de diseñar un Canvas específico para otras funciones diferentes a la de servir como plan de negocio puede dar mucho juego. En esta línea han surgido en los últimos tiempos diversos tipos de Canvas para enfocar nuevos retos. Mira, por ejemplo, cómo Amalio Rey ha desarrollado su “Canvas del liderazgo innovador“.

¿Por qué no crear algo singular para el caso que propongo al inicio del post? En este caso te propongo algunas pistas:

 

  1. Usar un Canvas como soporte del trabajo y estímulo visual para la creación. Desarrollarlo utilizando diversos colores y métodos de trabajo para que la dinámica de trabajo sea estimulante y diversa.
  2. Podríamos usar un Canvas tradicional sin los “cajones” económicos de gastos e ingresos. En una fase previa tendríamos que identificar qué preguntas-clave queremos hacernos dentro de cada uno de esos cajones.
  3. Abordarlo desde la perspectiva de “cliente/ proveedor” interno:  “qué necesito de tí y qué te puedo aportar y como” para que la organización sea eficiente.
  4. Que muestre las conexiones y necesidades de cada uno de los nodos del sistema donde se quiere actuar. Cada vez que avancemos en un cajón chequeamos el encaje con los demás.
  5. Plantearlo como algo flexible y dinámico y que se pueda modificar sobre la marcha siendo un eje de referencia a la hora de actuar.
  6. Que permita la conversación permanente y la maduración de las decisiones en el equipo.
  7. Puedes usar algunas aplicaciones a modo de inspiración y apoyo. Yo en concreto uso estas dos: Canvanizer y Strategyzer.
  8. Finalmente, si queremos ir un poco más allá y presentar nuestro canvas, hay algunas claves que no deberíamos perder de vista.