Algunos son muy productivos con sus tareas pero no lo son tanto con las personas. Esto no quiere decir que para ser productivos debamos ser extrovertidos o que la introversión sea en sí algo indeseable. Simplemente se da la situación de que algunas personas con las que nos relacionamos necesitan socializar más. Así pues, si queremos “personas y equipos productivos” necesitamos “hablar idiomas”, es decir hacer la conversación cómoda para el otro y efectiva para nostros. Algo que, si somos tendentes a la introversión, nos costará un poco más.

En este post me refiero a algunas claves, fundamentadas en investigaciones, que pueden ayudarnos a ser más comunicativos con los demás cuando la situación así lo requiere.

Algunas estrategias para sociabilizar

En el artículo que te adjunto justo debajo de esta introducción, Pau Navarro abunda en algunas claves que pueden ayudarte a entrenar tu “soci-habilidad” y ser más productivo a la hora de relacionarte con otras personas. En síntesis, y para que puedas valorar si te interesa una lectura más reposada de todo esto, yo diría que son las siguientes:

  1. La confianza se consigue después de actuar, nunca antes. Así pues, aunque te sientas incómodo lánzate a comunicarte. Este estudio indica que simplemente tomando consciencia de cómo te sientes empiezas a gestionar mejor tus emociones.
  2. Incrementa gradualmente tu nivel de exposición a lo social. Este estudio demuestra la eficacia de la llamada “exposición gradual” para conseguir progresos.
  3. Sonríe más. Según esta investigación serás visto no solo como más extrovertido sino también como más competente. En este otro post puedes encontrar más razones para tomarte esto en serio.
  4. Procura que tu lenguaje corporal sea más abierto. Las posturas corporales cerradas (piernas y brazos cruzados, manos en la cara, etc.) transmiten autodefensa y generan desconfianza. Aquí puedes encontrar algunas ideas muy sencillas de aplicar para tener un lenguaje corporal más abierto y sentirte bien con ello.
  5. Utiliza la técnica de la “triangulación” como fórmula para empezar conversaciones. Consiste en hablar de algo en común entre tú y tu interlocutor. Sin embargo, no te quedes en una charla trivial ya que las investigaciones dicen que eso no funciona para crear relaciones eficaces.
  6. Muestra “vulner-habilidad” para que también los otros se sientan cómodos abriéndose. Un mecanismo recogido en el siguiente estudio.
  7. Cuida y protege “los 4 elementos de la amistad”:

 

10 Consejos Científicos Para Ser Más Sociable y Superar La Timidez

Ser sociable cuando eres tímido o introvertido no es fácil. Con el tiempo tu círculo de amigos se ha ido reduciendo. Necesitas un cambio de aires y hacer nuevas amistades, pero empezar a conocer gente te supone demasiado esfuerzo. Es complicado, te expones al ridículo y la mayoría de veces no se concreta en nada.