Límites

 

Informa ASESCO de que Tim Gallwey, considerado uno de los padres del coaching moderno, imparte formación estos días en Madrid y Barcelona. El principio básico de su metodología (“El Juego interior”) puede ser descrito en una simple fórmula: R=P-I (Rendimiento= Potencial – Interferencias) y la idea de base sobre la que se sostiene es que “Siempre hay un juego interior que estás reproduciendo en tu mente, independientemente del juego exterior que estés jugando. Habitualmente, el cómo juegas ese juego es lo que hace la diferencia entre el éxito y el fracaso“.

Para jugar bien ese Juego interior™ debemos reducir las interferencias que nosotros mismos creamos. Es decir, “transformar” el juicio que tenemos de nosotros mismos y de nuestras actuaciones para así provocar un cambio de conductas y hábitos, produciendo un mejor rendimiento individual e influyendo positivamente en el equipo. Es, como el coaching en general, un poderoso método para desarrollar el potencial de personas y equipos, conforme reduce las auto-interferencias.

A mi esto de las “interferencias” me recuerda a los ruidos de las ondas de radio que no me dejan sintonizar el canal que yo quiero. De la misma forma, y en lo que se refiere a canalizar adecuadamente nuestro potencial, yo diría que hay algunas interferencias/ mitos/ pensamientos que  se nos suelen colar con cierta facilidad, que limitan mucho nuestra productividad pero que afortunadamente pueden ser eliminadas o reducidas mediante el coaching.

“Yo soy así y así seguiré”

Estamos muy condicionados por nuestro pasado. Por eso para muchas personas el futuro va a ser igual que el pasado. No son solo nuestros genes sino también nuestros pensamientos, creencias y hábitos repetidos una y mil veces. Es algo que sucede cuando dejamos de practicar “el arte de la incomodidad(en el artículo tienes algunas estrategias que podrías utilizar) y empezamos a notar que en nuestra vida se empiezan a repetir algunas cosas. Es cuando bajo la apariencia de 20 años de experiencia solo hay 1 año repetido 19 veces.

Si recuerdas la historia del elefante encadenado de J.Bucay sabes que puedes gestionar mejor todo esto y hacer que tu futuro no sea igual que tu pasado. Tan “solo” se trata de que logres contemplar tu realidad desde un ángulo diferente. Quizás te resulte difícil, pero el coaching te puede ofrecer conversaciones relevantes que te ayuden a cambiar de perspectiva y algunas pistas para utilizar mejor tus recursos y modificar tus hábitos: la base más sólida desde la que cambiar tu realidad.

“A esto no hay quien le de la vuelta”

Cumplir los propios sueños y/ o objetivos parece a veces algo exclusivo para personas con más suerte que nosotros. En otros casos la excusa para no intentar algo más es que para tener éxito -lo que entendamos por ello- hace falta un nivel de ambición que ni tenemos ni deseamos. En general lo más común es no ver opción alguna en nuestras circunstancias y conformarnos o frustrarnos.

Estas visiones auto-limitantes suelen ser las que más ruido/ interferencias producen y las más habituales. Es como un ruido de fondo al que en general prestamos poca atención… aunque siga ahí. Y esa es su fuerza: que nos acostumbramos a vivir con ellas. Sin embargo, quizás podamos superarlas si nos recordamos que nadie tiene una visión totalmente objetiva de las cosas. Cada uno ve la realidad desde una perspectiva distinta, desde algo así como un mapa distinto de la realidad. Un mapa dibujado con nuestras experiencias, creencias, valores, etc. Imagina por un momento que puedes cambiar ese mapa… ¿Podrías en ese caso cambiar tu relación con la realidad?. Es eso de que “el mapa no es el territorio”. Así pues, si no nos sirve, si no nos ayuda, si nos frena… ¿Por qué no nos lo cuestionamos y buscamos uno diferente?

Usar un mapa inadecuado nos puede llevar a focalizarnos en lo que no funciona o en los problemas, a solo ver problemas o a lo sumo soluciones a problemas pero si cambias el foco… puedes iniciar un proceso nuevo que te de un nuevo mapa/ perspectiva que puedas recorrer etapa a etapa para llegar a donde quieras. El coaching es una herramienta eficaz para conseguirlo.

¿Podrías tener tú alguna “interferencia” que otras personas no tendrían en tu misma situación?, ¿Qué te impide cambiar de “mapa” y tratar de “jugar” diferente?