Brújula

 

Como sabes, uno de los temas más importantes de este blog es la comunicación. Y es que la productividad de personas y equipos está totalmente condicionada por nuestra capacidad de establecer conexiones, cultivarlas en la medida adecuada y generar confianza. Por eso me he referido en ocasiones a prácticas para mejorar la escucha, a la necesidad de cuidar la atención a los otros o, por ejemplo, a entender que la comunicación interpersonal consiste en hablar “idiomas”. Todos estos artículos se nutren en su origen de una idea que a mi me parece fundamental: “El ser humano no cambia porque alguien le convenza sino por necesidad. Si quieres convencer tienes que preguntar y escuchar”. Para andar bien por este camino, hay una especie de “brújula de la comunicación” que nos ayuda a aprender a escuchar y hablar de una forma diferente en función de la persona con la que nos queramos comunicar. Es algo que trabajamos en el taller de comunicación productiva.

Hay otras ocasiones en las que nos dirigimos a un grupo de personas diversas. Pongamos por caso cuando hacemos una presentación en público. Pensando en esta situación particular he escrito este pequeño artículo que puedes ver en “El Arte de Presentar“, la web de mi colega  Gonzalo Álvarez Marañón:
El Arte de Presentar – Una brújula para la comunicación

 

Photo by: Geralt