En red

 

“Si quieres crear tienes que liberarte de todos los condicionamientos; si no, tu creatividad no será más que copiar, solo será una copia. Sólo puedes ser creativo si eres un individuo, no puedes crear si formas parte de la psicología de masas. La psicología de masas no es creativa; va arrastrándose por la vida, no sabe lo que es bailar, cantar, no tiene alegría; es mecánica” (Osho).

El perfume de la libertad y las esencias de la creatividad son muy difíciles de oler en las estructuras organizativas clásicas… por mucho que nos esforcemos en embutirlas de valores, de equipo, de liderazgo… que no acaban de encajar bien en el viejo modelo.

Como alternativa, el funcionamiento en red es, a mi modo de ver, una oportunidad de proyectarnos hacia una  cultura más humana y quizás sostenida en otras esencias (como, por ejemplo, “las tres Cs”: consciencia (ser), compasión (sentimiento) y creatividad (acción)).

Dice Eugenio Moliní que “la red es la configuración en la que somos plenamente humanos ya que hace posible que encontremos identidad y dirección sin renunciar un ápice a nuestra autonomía. La red es la única configuración en la que es posible brillar con luz propia al mismo tiempo que otros también lo hacen“. Y he de decir que lo vivido en las “jornadas artesanas de primavera” me tiene enganchado ya que he descubierto que el funcionamiento en red puede ir más allá de lo que hasta ahora había pensado. Tras esta experiencia y a mi modo de ver la red supone:

  • Que el consenso no es la forma más avanzada de tomar decisiones. Que la cocreación nos lleva más lejos.
  • Que una red de nodos autónomos puede ser más creativa y eficaz que el mejor de los equipos. Asier Gallastegui da una imagen inspiracional de ésto: “Nodos autónomos que se mantienen conectados, cada un@ desde su lugar y que cuando se encuentran deciden juntos, donde la asusencia de un@ se siente menos, abiert@s a la propuesta del último”.
  • Que la identidad y normas comunes pasan a sustituirse por una combinación de identidades. Lo único común son algunos valores y señas de identidad, porque los procedimientos y los procesos casi no existen. La red es una configuración que va emergiendo y que busca nuevas formas…
  • Que la tendencia al control y las definiciones dan paso a declaraciones compartidas, confianza en cada persona, en la red como mecanismo adaptativo y en la inteligencia colectiva.
  • Que las estructuras organizativas en red son simples, humanas, líquidas, pequeñas y que cambian con el tiempo.
  • Que el conocimiento generado es útil si se comparte. No si se protege.
  • Que la apertura a gente nueva mantiene a la red viva y en continua transformación. No tiene sentido crear grupos cerrados.

 

Photo by: Jef Safi