Mapa

 

Supongamos por un momento que hemos asumido que el grueso del conocimiento que interesa a las personas de nuestra organización no reside en las jornadas formativas sino en otro tipo de barrios (Internet, intranet ), calles (wikis, redes, blogs), o portales (librerías, bibliotecas, centros de investigación). Supongamos también que hemos llegado a la conclusión de que las jornadas formativas tienen como objetivo la toma de conciencia y el despertar del sentido de la responsabilidad que pueden llevar a buscar conocimiento y aplicarlo. Este es entonces el contexto donde aplicar dinámicas que ayuden a crecer o “cultivar” (GROW).

El método GROW, desarrollado por Whitmore en su aplicación al coaching, es muy conocido y antiguamente recibió otros nombres. Más recientemente se ha castellanizado y también se conoce como MAPA, metáfora con la que resulta muy sencillo recordarlo. Las siglas se corresponden con una secuencia de preguntas que podría ser seguida a modo de método por el formador y que sigue el siguiente esquema:


M: Identificar una Meta a largo y a corto plazo. Normalmente es el objetivo de la actividad formativa y está relacionado con algo que se quiere cambiar.

A: Análisis de la situación relativa a la meta. Se trata de indagar en grupo sobre el punto del que partimos y lo que actualmente está sucediendo o se está haciendo.

P: Identificar Posibilidades de acción para el cambio y la mejora. Se trata de buscar opciones y de que finalmente el propio formador pueda proponer -si el grupo lo pide- otras posibilidades.
A: Planificar las Acciones necesarias.Se trata de cerrar compromisos individuales o colectivos.

Para formular las preguntas concretas, además de tener relación con el tema que se quiera trabajar, éstas suelen ganar en eficacia si siguen algunas pautas:

  • Han de ser abiertas.
  • Iniciadas con palabras que lleven a concretar algo o dirigir la atención sobre algo: qué, cuándo, quién, cuánto…
  • No preguntar ¿por qué? (produce una actitud defensiva) ni ¿cómo? (produce respuestas vagas)
  • No hacer juicios negativos con la pregunta: ¿estás seguro?
  • Cuanto más simples sean mejor.

En el seguimiento de las respuestas, es mejor usar el lenguaje de los participantes y crear ciclos de feedback de comprensión para asegurar la calidad de la comunicación.

Como con los cinco posts anteriores, incluyo éste en la wiki de este proyecto y os invito a participar como mejor os parezca. Gracias.

 

Photo by: Calsidyrose