Estoy de acuerdo con Alfonso Alcántara en que hoy “la intución te lleva a la perdición“. No es que no esté abierto a entender las bondades de la intuición, sino que me parece que es una herramienta quizás hoy por hoy inalcanzable para la mayoría de nosotros. Más aún cuando vivimos rodeados de las trampas del lenguaje.

Hay otra manera de entendernos -complementaria al lenguaje verbal- que es el lenguaje de los gestos. Según parece, podemos mentir, engañar o manipular con nuestro lenguaje verbal, pero no con nuestro lenguaje corporal:

 

 

Hace algún tiempo me referí al software de Paul Ekman para el aprendizaje y entrenamiento del lenguaje no verbal y la detección de expresiones emocionales. En mi experiencia es un magnífico software que te recomiendo. “La cosa” ha evolucionado y hoy puedes probarlo en la siguiente demo:

 

PE Web

 

¿Conoces otras herramientas o recursos para aprender este idioma?